Lo del “Blue Monday” es una tontería pero que sea lunes y haga frío tampoco ayuda ;-)

aPCuando la melancolía se abre paso, armada de inercias y rutinas, sólo queda pedir  socorro a  Rita… Y es que la profesora Levy-Montalcini nunca falla: Tiene respuesta para todo (más de cien años de existencia y un cerebro prodigioso dan tiempo, y facultades, de sobra para ello). En este caso parece que se le oye susurrar: “Por encima de todo, no temas los momentos difíciles. El mejor viene de ellos”… Y es que esta maravillosa mujer, a pesar de sufrir tremendas desdichas (o quizás precisamente por ello) nunca dejo de creer que los buenos tiempos se abrirían paso. Optimista convencida, además, no esperó a que los acontecimientos se precipitaran por sí solos, sino que apostó por hacer del mundo un  lugar mejor gracias a la Ciencia y la Educación. De hecho, su obra científica es extraordinaria pero, aún lo es más, su actitud frente a la vida:  ejemplo de persona comprometida, valiente y serena, que siempre actuó a favor de la igualdad de género y en pro de dignidad de todos los seres humanos. Así, a finales del siglo pasado, creó la fundación que lleva su nombre, dedicada a prestar ayuda a la educación de mujeres jóvenes, especialmente en África. Contaba en  su libro, “Las pioneras” , que la inspiración para ello le surgió de  “las mujeres que cambiaron la sociedad y la ciencia a través de la historia”  con las que compartía  (dicho sea de paso) como principales méritos, la “perseverancia y el optimismo”. Cabe preguntarse, por tanto, en que consiste ese optimismo capaz de ser el principal motor del progreso humano.

Se dice que el optimismo consiste en una disposición de ánimo que impulsa a esperar lo mejor, o lo más favorable, de todo lo que pueda acontecer. Precisamente, por la trascendencia que esta esperanza en el futuro tiene en el devenir de las personas, ha sido doctrina de estudio en Psicología, Ética o Filosofía. Para el campo de investigación de la conducta humana, el optimismo radicaría en la presencia de expectativas (como causa de que, ante eventos más o menos cotidianos, se reaccione positivamente, a pesar de contratiempos y frustraciones). En este sentido, se suele considerar que un “temperamento optimista” es más proclive a tomar con humor las desdichas y, con ello, a recuperarse, de problemas y fracasos, con ánimo más resiliente.

Como actitud, el optimismo impide caer en la apatía o la desesperación, ya que favorece la lucha contra la adversidad.  De hecho, existen estudios que indican que las personas optimistas suelen sufrir menos problemas depresivos, y se ha asociado a mejores rendimientos en el desempeño de tareas y adaptación profesional. Para obtener estos efectos, parece que el individuo optimista cuenta con una tendencia mayor a activar las respuestas conductuales dirigidas a la solución de los problemas.

En este sentido se ha descrito que, las personalidades optimistas, no rehúyen del conflicto, sino que enfrentan el evento doloroso o frustrante (con lo que aumentan su propia probabilidad de éxito). Se trataría de un ejemplo EN POSITIVO de “Profecía Auto-cumplida”: al esperar poder resolver los problemas, se intenta hacerlo, con lo que se hace más plausible encontrar la solución a cualquier situación no deseada. Además, se refuerza la conducta, con un manejo de causalidad/recompensa bastante asimétrico ya que, el éxito conseguido, se tiende a atribuir a causas generales que perduran en el tiempo (y que, además, relacionan con su propia competencia individual). Por el contrario, los acontecimientos desfavorables, se asocian con factores externos que, puntualmente (y este dato es muy importante) hayan podido “torcer” la ruta hacia el objetivo final.  En esta situación, obviamente,  el cerebro estará  más “predispuesto” a intentar,  de nuevo reconducir el  devenir de los sucesos (ya que lo negativo se considera momentáneo y lo positivo estructural): ¿Qué puede, entonces, salir mal?… Como  repetía el joven dueño del hotel Marigold “Al final todo acabará bien y si no acaba bien es que aún no es el final

Ahora bien, es oportuno considerar qué procesos mentales de toma de decisiones permiten al cerebro ESPERAR LO MEJOR y PREPARARSE PARA LO PEOR. En este sentido, parece bien establecido que la amígdala es la encargada de la detección de riesgos y amenazas mientras, paralelamente, el núcleo accumbens está implicado en la puesta en marcha del sistema de recompensa, que ha de favorecer la búsqueda de situaciones placenteras; además, la corteza prefrontal se encargaría de evaluar y modular las reacciones ante los estímulos (a partir de la experiencia previa y dentro de un contexto específico). Todo este patrón de conexiones, habría de permitir modular una respuesta emocional (e iniciar un nuevo reto) siempre evaluando las diversas alternativas. Por tanto, la decisiones se tomarían en una pequeña área neuronal, situada en el lóbulo frontal, que integraría la información para, luego, tomar la optimista decisión de SEGUIR INTENTÁNDOLO .

En definitiva, para concluir, volvamos a la más optimistas de la etapas de la vida humana, que es su infancia y, así, en las “aguas turbulentas de los tiempos oscuros “ hagamos que nuestro ánimo optimista, como la pequeña Dory de “Buscando a Nemo”, cante:  Sigue nadando, sigue nadando, nadando, nadando,… porque ¿qué hay que hacer? NADAR

Para saber más:

https://elpais.com/sociedad/2012/12/30/actualidad/1356885109_735814.html

https://www.eduardpunset.es/22984/general/la-investigadora-del-optimismo

http://asociacioneducar.com/cerebro-toma-decisiones

Bechara A, Damasio H, Damasio AR. Role of the amygdala in decision-making. Ann N Y Acad Sci. 2003 Apr;985:356-69.

Fetsch CR, Kiani R, Newsome WT, Shadlen MN. Effects of cortical microstimulation on confidence in a perceptual decision. Neuron. 2014 Aug 20;83(4):797-804.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s