Por qué irse de vacaciones no es opcional: La trascendencia neurobiológica de “tomarse un respiro”

IMG_20170507_124713

La actividad supone un esfuerzo mental y físico. Por ello, se necesita una gestión apropiada de ocupaciones y tareas que mantengan, en los límites adecuados, la aparición del agotamiento tanto psíquico como corporal. El cansancio se identifica con falta energía para emprender o continuar las tareas emprendidas. El sujeto nota cambios en su capacidad de respuesta y, a pesar de que exista voluntad de hacerlo, no puede continuar con sus cometidos. Es importante señalar que esa necesidad de descanso, que invoca la aparición de fatiga, es un mecanismo de protección imprescindible. De hecho, el sujeto se puede poner en grave peligro por no escuchar adecuadamente las señales de aviso.

El cuerpo se prepara y defiende, entrando en un estado de fatiga caracterizado por cambios neurofisiológicos. A medida que se  realiza una tarea , gradual y acumulativamente, se reduce la eficacia y el estado de alerta, lo que afecta a su rendimiento en general. De esta forma, el inicio de ese proceso de pérdida de atención,  fuerza al organismo a bajar su nivel de actividad preservando su integridad de un sobre-esfuerzo que podría dañarlo irreversiblemente. Sin embargo, cómo y cuándo se produzca la aparición de fatiga, depende de rasgos del sujeto como su edad, género, condiciones físicas y psicológicas o estado de salud. En cualquier caso, si no se responde adecuadamente a las señales de presencia de fatiga, se producirá un impacto negativo en el funcionamiento emocional, social u ocupacional de la persona, provocando  graves alteraciones en su calidad de vida.

De hecho, al ser un proceso paulatino, el individuo puede empezar a presentar síntomas de cansancio antes de que sea consciente de su agotamiento. El origen de este fenómeno “de desconexión gradual” está en el diseño cerebral que se dirige a focalizar sus recursos neuronales en una tarea optimizando, con ello, su rendimiento. La fatiga, lo perciba el sujeto o no,  provoca  poco a poco, dispersión, falta de atención y disminuye su  capacidad resolutiva. Un trabajo excesivo se traducirá, más pronto que tarde, en un incremento de la tendencia a cometer errores, pero aún no se conoce bien qué patrones de actividad cerebral anticipan esta pérdida de eficacia neuronal. No obstante, existen hallazgos  que sugirieren la actividad cerebral evocada antes de una ejecución “defectuosa” de una tarea  bajo situaciones de cansancio, involucran a la corteza frontal medial e insular posterior y se extienden a las regiones cerebrales típicamente asociadas con la integración de procesos sensoriales e interoceptivos. El desajuste dentro de los procesos de control cognitivo podría acumularse, progresivamente, expresándose como una disminución de la atención y el esfuerzo relacionados con la tarea. En el cerebro, se están mandando señales para desconectar la atención y emprender un proceso de relajación recuperadora. De hecho, existen datos que prueban que, descansar y dedicarse a actividades de ocio, es clave para el mantenimiento del funcionamiento neuronal. En este punto es importante recalcar que, por tanto, “tomarse unas vacaciones” no ese algo opcional: es absolutamente necesario generar espacios, entre la rutina diaria, para el  descanso.

Es más, ahondado en el estudio del papel funcional del descanso (a parte de su evidente función recuperadora) existen datos que indican que, durante ese descanso, el cerebro puede estimular reflexión y creatividad. La razón de esto es que  posee una “red de estado de reposo” o “red neural por defecto” (DMN, del inglés: default-mode-network), que se activa en momentos de asueto. Se trata de un conjunto de regiones del cerebro que abarca, entre otras, al hipocampo (como principal gestor de los recuerdos) estructuras la corteza posterior cingulada y el precuneo (relacionadas  con atención, memoria y percepción) o la corteza prefrontal medial (implicada en la toma de decisiones)  así como diversas zonas temporales de la corteza (dónde se recuperan recuerdos y experiencias sociales o se ubica la “Teoría de la mente”). Cuando el cerebro se encuentra en esta condición de mínima demanda y, por tanto, no está concentrado en hacer una tarea específica, esta red se activa y se empieza a enviar y recibir información entre las regiones que lo constituyen.

O sea que un conjunto muy complejo y especializado sistema neuronal “se activa” cuando la persona “se desactiva”. Es legítimo pensar que parece una inversión de recursos demasiado grande como para que, dedicarse a “no hacer nada” , efectivamente,  “no sirva para nada”. De hecho, lo que ocurre es que, sólo el cerebro “que descansa” (libre de la atención focalizada que caracteriza al estado de alerta) puede establecer nuevas conexiones vía esos “circuitos internos” entre cuestiones, en apariencia, inconexas, identificar patrones y elaborar nuevas ideas. El cerebro, en definitiva, CREA. Consecuentemente, creatividad  e innovación pueden disminuir como efecto de la extensión del horario laboral o de estudio y la sobrecarga de trabajo. Estar relajados sin ocupación alguna, no sólo no es una pérdida de tiempo, sino que es la única  forma de permitir al cerebro  generar nuevas soluciones  a viejos problemas.

Obviamente, ningún momento mejor para conseguir este efecto que durante las vacaciones. Sin duda, la propia palabra, etimológicamente, posee ya ese sentido de encontrar un tiempo de “vaciamiento, libertad y suspensión de actividades y obligaciones”. Durante ese periodo, el cerebro encontraría el momento de reestructurase y generar respuestas originales. Las vacaciones son un derecho que ha de permitir, no solo prevenir estrés u otras patologías, sino que, además, según lo descrito,va a favorecer que se incremente la productividad y se mejore el desempeño laboral. Además, descansar, relajarse y reducir el estrés, son primordiales para el bienestar y salud de las personas, obviamente, pero también es beneficioso para las empresas ya que, la fatiga acumulada, provocará errores, por pérdida de atención, y acabará con la capacidad mental para resolver problemas de manera innovadora.

En conclusión, ante cualquier argumentario que predique que renunciar al derecho al descanso habla de un elevado compromiso con el trabajo, habrá de recordar que, fisiológicamente, está probado que trabajar sin “tomarse un respiro” afecta innegablemente a la salud del sujeto conduciéndole a un descenso inevitable de su rendimiento y creatividad.

Así que, por el bien de todo el mundo ¡habrá que tomarse un feliz , saludable y muy  merecido descanso!

PARA SABER MÁS:

Raichle ME, MacLeod AM, Snyder AZ, Powers WJ, Gusnard DA, et al. A default mode of brain function. Proc Natl Acad Sci U S A. 2001;98:676–682.

Mazoyer B, Zago L, Mellet E, Bricogne S, Etard O, et al. Cortical networks for working memory and executive functions sustain the conscious resting state in man. Brain Res Bull. 2001;54:287–298.

Anticevic A, Repovs G, Shulman GL, Barch DM. When less is more: TPJ and default network deactivation during encoding predicts working memory performance. Neuroimage. 2010;49:2638–2648.

Mason MF, Norton MI, Van Horn JD, Wegner DM, Grafton ST, et al. Wandering minds: the default network and stimulus-independent thought. Science. 2007;315:393–395.

Schilbach L, Eickhoff SB, Rotarska-Jagiela A, Fink GR, Vogeley K. Minds at rest? Social cognition as the default mode of cognizing and its putative relationship to the “default system” of the brain. Conscious Cogn. 2008 Jun;17(2):457-67.

Harrison,B.J., Pujol,J., Contreras-Rodríguez,O., Soriano-Mas,C. López-Solà, M. , Deus,J., Ortiz,H., Blanco-Hinojo,L.,  Alonso,P., Hernández-Ribas,R., 5 Cardone, rN., JMenchón J.M. 5.  Task-Induced Deactivation from Rest Extends beyond the Default Mode Brain Network. PLoS One. 2011; 6(7): e22964. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3146521/

Eichele T, Debener S, Calhoun VD, Specht K, Engel AK, et al. Prediction of human errors by maladaptive changes in event-related brain networks. Proc Natl Acad Sci U S A. 2008;105:6173–6178. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2329680/

 

 

Anuncios